Archivo por meses: junio 2015

Seguridad de nuestro hogar en vacaciones

Seguridad de nuestro hogar en vacaciones

 La seguridad de nuestro hogar en vacaciones es algo más que el cotidiano gesto de girar la llave de la puerta de entrada, los largos periodos en los que abandonamos el hogar con motivo de nuestras merecidas vacaciones, requieren de una serie de pautas y conductas que debemos ir realizando para dar más seguridad a nuestro hogar.

Seguridad de nuestro hogar en vacaciones

Uno de los mayores inconvenientes que nos encontramos a la hora de cuidar de la seguridad de nuestro hogar en vacaciones es la “costumbre”, los seres humanos somos muy propensos a realizar las mismas acciones en determinados momentos, por ello nuestra costumbre de salir a la playa en la misma fecha o de ir a nuestra ruta de trekking veraniega, la costumbre es nuestro mayor enemigo y la herramienta que usan los “amigos de lo ajeno”.

A nuestro favor si lo sabemos utilizar bien, contamos con que los delincuentes prefieren las viviendas que más facilidades les den para entrar, esto es sencillo, entre dos viviendas una dotada con medidas disuasorias y otra sin ellas, lo normal es que se elija la segunda. Si además coincide con una época en la que ésta se encuentra sin ocupantes facilita su robo.

Algunos consejos

Las medidas disuasorias, es interesante dotar de rejas de seguridad a las ventanas y accesos a la vivienda, del mismo modo la instalación de alarmas es otra de las medidas más eficaces, existen en el mercado una amplía oferta de alarmas, precios y funcionalidades.

Nuestro plan vacacional debe ser secreto, la mejor forma de no dar pistas a los ladrones de nuestros movimientos es no airear nuestro plan de vacaciones, y menos en entornos en los que no tengamos gente alrededor de plena confianza. Lo mejor es que lo sepa poca gente, y si lo saben solo los más cercanos y que vayan a colaborar en el cuidado de nuestro hogar en nuestra ausencia mejor que mejor.

Parecer que estamos sin estar, bien este consejo es quizás de los más útiles, y puede enlazar con las medidas disuasorias de las que hablamos al principio, de hecho algunos sistemas de alarmas incorporan funciones domóticas para conseguirlo. Del mismo modo a base de temporizadores y sin necesidad de instalación domótica se pueden encender luces de estancias, televisores o equipos de música, dando la sensación de que las viviendas están ocupadas, algo que disuade a la mayoría de los ladrones.

La buena vecindad, sin ninguna duda la colaboración entre vecinos puede y es una de las herramientas más útiles en la labor de proteger nuestro hogar, ¿por qué? Pues muy sencillo, una buena relación de vecindad ayuda a que entre los vecinos se puedan echar una mano, cuidar la casa del vecino que está de vacaciones, coger el correo para que no se amontone, regar las plantas, dar de comer al gato, son ayudas que además dan movimiento a nuestras viviendas, y a ojos de los cacos parecen que siguen ocupadas.

Os recordamos una web que en el año 2014 el Ministerio del Interior puso en la red “Mi casa a salvo”, una iniciativa con muchos consejos de seguridad.

Un saludo.