Archivo por meses: agosto 2015

Vigilantes de seguridad

Vigilantes de seguridad: el intrusismo

El intrusismo es una de las lacras que a menudo se soportan en distintas profesiones, los vigilantes de seguridad no son ni de lejos una excepción que confirme la regla, el intrusismo en el sector llega a unas cotas difícilmente asimilables, los profesionales del sector son los primeros afectados sin ninguna duda, y al tiempo las empresas del sector también se ven afectadas por este intrusismo.

Vigilantes de seguridad - intrusismo

Con la entrada en vigor de la Ley 5/2014 de 4 de abril de seguridad privada, se intentaba poner coto entre otras cosas, al intrusismo en la seguridad privada,  en su artículo 61, la ley dice que las multas a las empresas que den esos servicios no homologados irán de los 30.001 a los 600.000 euros, cuando las infracciones fuesen realizadas a sabiendas de estar cometiéndolas.

La Ley es clara en ningún caso personal no homologado debidamente puede ejercer labores de vigilante de seguridad, de tal forma que ni personal auxiliar o conserjes pueden hacer esas funciones. En muchas ocasiones por desconocimiento y las más por ahorrar, empresas y comunidades de propietarios optan por servicios no homologados para cumplir funciones de seguridad privada.

El “vigilante” de obra

Con el boom de la construcción fue muy usual ver vallados de obra con el cartel de “obra vigilada por gitano” e incluso en algunos se hacía alusión al patriarca o a la familia a la que pertenece el “supuesto” vigilante, ahora con el desplome de la construcción es más difícil encontrar esos carteles pero incluso en Madrid capital no es raro encontrarse con algún aviso de ese tipo, aunque se encuentre en una tapia en frente del solar en cuestión.

Las empresas constructoras en estos casos cedían para evitar males mayores, robo de material, desperfectos, etc. Nuestro Código Penal recoge el delito de intrusismo, y la Ley de seguridad privada que os comentábamos al principio recoge que las sanciones se aplican tanto a la empresa contratante como al señor que ejerce la labor de vigilancia sin su correspondiente habilitación. A principios del mes de agosto nos agradó encontrar una noticia en la que la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila detecto a finales de julio una de estas situaciones, tras seguimiento se constató que el individuo estaba realizando fraudulentamente esas funciones y ha sido detenido, más información aquí, nos felicitamos por la actuación de la Guardia Civil.

Y hoy hemos tenido noticias de la denuncia por parte de la Asociación de Vigilantes de Soria (A.VI.SO) que podría traducirse en sanciones para el operario y una empresa que realiza funciones de vigilante de seguridad sin la debida autorización, en el Polígono Industrial de Almazán. En esta ocasión es la acción de los propios profesionales del sector la que protege su trabajo, felicitamos a A.VI.SO por su colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

El intrusismo profesional en los vigilantes de seguridad nos hace daño a todos, nos va nuestro futuro en ello, denunciemos todos los casos de los que tengamos conocimiento.

Un saludo.