Los Chalés objetivo de los cacos

Los robos en chalés representan una gran marca en la estadística de robos, esto se debe a la accesibilidad que los intrusos encuentran a la hora de buscar blancos fáciles para entrar. Si bien muchas personas están preocupadas de que puedan entrar a sus casas a altas horas de la noche, muchos de los robos en chalés pueden ocurrir a plena luz del día cuando los habitantes de casa se encuentran en el trabajo o escuela. Es aquí cuando la seguridad que proporcionamos a nuestros hogares forma una gran carta a jugar contra posibles intrusos.

Mc Control es una empresa de seguridad privada española situada en la Comunidad de Madrid, encargada de garantizar la seguridad de cada hogar y prevenir situaciones como robos e intrusiones.

Los Chalés objetivo de los cacos

Contar con cámaras que monitoreen las zonas más vulnerables en cada momento del día, o recibir vigilancia las 24 horas, puede reducir el riesgo de que ocurran estos actos. Cuando se ha recibido una intrusión en casa, se puede generar un sentimiento de inseguridad con respecto al lugar que nos rodea, lamentablemente, dejamos de sentirnos seguros en el lugar donde deberíamos sentirnos más a gusto.

A diferencia de un piso, donde las únicas formas de entrar serían, o bien por la puerta principal o escalando por la ventana. Los robos en chalés son más comunes que en otro tipo de vivienda dado a que las formas de entrar son considerables y dependen del tipo de construcción, ventanas y puertas son sólo algunas de las opciones. Terrazas y tejados, o incluso por el garaje.

Recomendaciones para impedir robos

Uno de los primeros pasos a tomar es aumentar la seguridad de nuestro hogar, y del vecindario en general. Esto lo podemos hacer al instalar sistemas especializados en la detección de intrusos como lo son las cámaras de seguridad.

Tener rondas de vigilancias cerca de casa siempre será una buena forma de mantener alejados a los intrusos, no obstante, existen múltiples cosas que podemos hacer por nuestra cuenta y que sumarán a la hora de mantener nuestras pertenencias y seres queridos a salvo.

Gran parte de los robos en chalés ocurren cuando no hay nadie en casa; dejar una luz encendida por las noches podría ser un indicador de actividad en la casa, un fisgón con malas intenciones buscará un lugar que aparentemente esté solo para así perpetuar un robo rápido y sin inconvenientes.

Cerrar todas las posibles entradas, esto hará menos vulnerable nuestro hogar. Hablamos de cerrar puertas y ventanas, las de la terraza y la del garaje; bajar tanto como se puedan las probabilidades de que alguien pueda entrar mientras no estamos.

Mantener una buena relación con los vecinos también puede reducir los riesgos, vivir en una comunidad unida tiene muchos beneficios. Si un vecino sospecha que alguien entró en una de las casas aledañas no dudará en llamar por ayuda.

Aunque estadísticamente los robos en chalés tengan el mayor rango, evitar que esto suceda no se encuentra del todo fuera de nuestras manos. Contratar un buen servicio de seguridad en muchas formas puede hacer la diferencia, al igual que mantener una guardia alta. Puede contar en nuestra experiencia y calidad para mantener su hogar seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *