nave industrial

Naves industriales y su seguridad

El lugar de trabajo debe brindar la mayor sensación de seguridad a todos los empleados. La seguridad sólo se logra en estos días con ciertas herramientas sofisticadas que a simple vista pueden parecer complejas pero que en el fondo son bastante simples y eficaces respecto a su tarea.

Como empresa de seguridad en Madrid ofrecemos un amplio abanico de servicios de seguridad a empresas y particulares, es por ello, que basándonos en nuestra experiencia queremos presentarte algunos de los consejos más eficientes para aumentar la seguridad de tu empresa, así como la sensación de seguridad que tus empleados experimentan en sus puestos de trabajo. Nunca está de más revisar las medidas que implementamos y mejorarlas al máximo para evitar inconvenientes que pueden incidir directamente en la productividad de la compañía.

Consejo para la seguridad de su nave industrial

Lo primordial es disponer de un circuito cerrado de cámaras, sin embargo, estas no pueden ser de cualquier tipo, deben ser aquellas con características que garanticen que se está captando en video de forma adecuada, clara y visible, tanto los interiores como los alrededores de la nave industrial. Respecto a esto, hay cámaras que ofrecen funcionalidades en ambientes obscuros como en cualquier circunstancia externa, sean lluvias o ventiscas, e incluso son resistentes al polvo. Es necesario hacer una inversión considerable y adquirir la tecnología necesaria para garantizar la seguridad del lugar y evitar pérdidas mayores.

Como dato adicional, debe tener en cuenta que las cámaras no solo garantizan que cualquier intruso se mantenga alejado sino que registra las actividades internas de la nave industrial y el comportamiento de los empleados, algo útil en caso de accidentes, o acciones negativas de los mismos.

Otra herramienta que puede servir al momento de resguardar una nave industrial son los detectores. Su uso no necesariamente significa que las cámaras fracasaron en su utilidad de imponer un perímetro de vigilancia tanto externa como internamente, sino más bien resulta ser complementario al momento de resguardar un lugar. Los detectores, especialmente los de grado 3 son sumamente eficientes para poner al tanto en tiempo real al dueño de una nave industrial de cualquier suceso extraño, o que, por lo menos, resulte alarmante.

Su instalación se recomienda que sea en sitios clave, como por ejemplo entradas, ventanas e incluso en lugares de la nave industrial que parezcan puntos ciegos o tengan alguna debilidad, para evitar cualquier tipo de asalto que tome desprevenido.

Bastante próximo a los detectores mencionados, está la protección de los techo-cubiertas con alarmas, ya que ciertamente, el techo es una parte que con frecuencia es utilizado por los ladrones para ingresar a cualquier sitio, incluso una nave industrial.

Ya vista estas herramientas recomendadas es importante recordar que las mismas funcionan mejor todas juntas como complemento de las otras. De igual forma es importante recalcar que es contraproducente escatimar en gastos cuando de seguridad se refiere. Cada moneda que pongas en pro de la seguridad de la empresa y de los empleados y dinero puesto en garantizar tu tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *